Potabilización del Agua

La potabilizacion del agua consiste en una serie de procesos físico-químicos y biológicos tendientes a la eliminación de microorganismos y otros residuos no aptos para el consumo humano por el riesgo que implican para la salud o por las características organolépticas indeseables.

El acceso al agua potable puede parecer algo rutinario para los habitantes de las urbes desarrolladas. No obstante, la Organización Mundial de la Salud estima que 3 de cada 10 individuos carecen de acceso a agua potable en su vivienda. Esto se traduce en una población de 2.100 millones de personas. Si a esto se le suma la cantidad de hogares que no cuentan con un saneamiento seguro del agua, estaríamos hablando de 4.500 millones de personas, que equivalen al 60% de la población mundial.

El asunto no es baladí y preocupa por sus implicaciones en la propagación de enfermedades como la difteria, la fiebre tifoidea, la poliomelitis o el cólera.

Es por eso que se ha convertido en una materia prioritaria, al punto de ser incluida en la normativa legal de muchos países. Por ejemplo, Uruguay fue el primer Estado en consagrar el agua potable como derecho humano fundamental.  Mediante la reforma del año 2004 lo incluye en la Constitución. Igualmente, en noviembre de 2011 se publicó un decreto mediante el cual “queda prohibido el suministro de aguas no potables para consumo humano directo o indirecto”. Estas medidas suponen un importante avance en el mejoramiento de las condiciones de vida y han sido emuladas en otros países.

¿Qué es el agua potable?

Ahora bien, ¿qué se entiende por agua potable? Pues la que resulta apta para el consumo humano, tanto para su ingesta, como para uso doméstico e higiene personal. Para ello el agua debe ser limpia y libre de partículas, además de inodora e insípida. Asimismo, debe contener minerales como sodio, yodo y cloro en cantidades limitadas.

Para lograr esos resultados, el agua en estado natural debe ser sometida a un tratamiento especial que comprende varias etapas.

Proceso de potabilizacion del agua

Primer paso para la potabilización

El primer paso para la obtención del agua potable es la coagulación y floculación. Mediante estos procesos se busca forzar la sedimentación. Para ello se añaden sustancias como el sulfato de alúmina, que propicia la formación de coágulos y flóculos entre partículas con idéntica carga eléctrica que en condiciones normales se repelerían. Esta aglomeración las hace más pesadas, con lo cual se favorece el asentamiento o sedimentación.

La decantación, segundo paso en la potabilización del agua

Esto da lugar a la decantación, que no es más que el proceso de separación por gravedad de las partículas del agua. Las más densas se depositan en el fondo, mientras que las más ligeras flotan en la superficie y allí se eliminan.

Tercer paso, el filtado

Cumplidas estas etapas se procede al filtrado. Para ello se hace pasar el agua a través de un elemento poroso. Mediante este procedimiento se consigue eliminar hasta un 95% de los microorganismos.

El primer sistema de filtración es el de lecho profundo. Gracias a él, las partículas grandes suspendidas en el agua son absorbidas por las distintas capas de arena. Seguidamente, se procede al filtrado a través de carbón activado. Allí los contaminantes orgánicos y químicos, como pesticidas y plaguicidas, son eliminados por una reacción química que los atrae hacia la pared de carbón, donde quedan adheridos. El último paso de la filtración es lo que se conoce como pulido físico, que consiste en el paso del agua a través de un papel filtro, capaz de retener partículas de entre 5 y 0.22 micras, dependiendo de las características de la planta purificadora.

Los sistemas de filtro más avanzados incluyen un método conocido como ultra purificación. Consiste en hacer pasar el agua a altas presiones a través de una membrana semipermeable. Así se consigue eliminar entre un 95 y un 99% de los sólidos del agua y cerca del 99% de las bacterias.

Desinfección del agua

Sin embargo, aún permanecerán los contaminantes químicos disueltos en el agua. Por eso es necesario recurrir a una cuarta fase en el proceso de potabilizacion del agua. Es el momento de la desinfección. Puede realizarse a través de procedimientos físicos o químicos. Uno de los más utilizados es la cloración del agua, por su bajo costo y facilidad de aplicación. Para ello se utilizan distintos productos, como el hipoclorito de sodio, el dióxido de cloro, hipoclorito de calcio, etc. Estos componentes tienen acción germicida y son capaces de eliminar bacterias, mohos y algas que puedan estar presentes en el agua.

Otros sistema de desinfección es la aplicación de luz ultravioleta. Su amplio espectro le permite esterilizar el agua, exterminando las bacterias. Pero se trata de una técnica poco habitual.

También el ozono se uso para estos fines, y de hecho, es una de las alternativas que muchos emplean en entornos domésticos. Consiste en la inyección de ozono en el agua, para oxidar los compuestos orgánicos e inorgánicos que pueda contener. Su efectividad está íntimamente relacionada con la cantidad de gas empleado y el tiempo que dure su contacto con el agua.

Último paso para la potabilizacion del agua

Finalmente, deberá equilibrarse el pH del agua, alcalinizándola mediante la adición de cal, para hacerla apta para el consumo.

Como es de suponerse, todo el proceso de potabilizacion del agua debe ser controlado, evaluando los resultados de casa fase. La Organización Mundial de la Salud recomienda en sus Guías, una serie de exámenes químicos y biológicos para garantizar la idoneidad del tratamiento del agua.

En una planta potabilizadora el tratamiento del agua puede demorarse unas cuatro horas, antes de estar lista para su distribución a través de las redes.

Potabilización del agua en Uruguay

Cumpliendo con lo expresado en su Constitución, Uruguay puede exhibir con orgullo sus logros en materia de tratamiento del agua. Según datos oficiales, el 99% de la población del país tiene acceso continuo al agua potable, los 365 días del año.

La empresa Obras Sanitarias del Estado (OSE) cuenta con 15 mil kilómetros de redes de distribución de agua. Estas transportan anualmente más de 350 millones de metros cúbicos del vital líquido.

Para su procesamiento cuenta con 71 plantas potabilizadoras y más de 80 laboratorios. Estos realizan cerca de 50 mil análisis, para garantizar el cumplimiento de los estándares de la OMS.

Enfermedades Causadas por la Contaminación del Agua

El problema de la contaminación del agua sigue presente en muchos paises del mundo. La falta de agua potable puede generar múltiples enfermedades del sistema inmunológico, además de problemas gástrointestinales y cólera entre otros. Uno de ellos podría ser el hipotiroidismo y aqui puede saber que es el hipotiroidismo subclinico

 

Poner en marcha un sistema de potabilización del agua casero no es tarea sencilla. Exige mucho trabajo duro y energía. Por lo que tener una clase de flexibilidad diariamente, te ayudará a relajar los músculos y que no queden tensionados al realizar esfuerzo.

En los gimnasios vas a ver cuando estés haciendo press banca inclinado que hay maquinas que potabilizan el agua. Porque la salud tiene mucho que ver con el agua que consumimos.