Cómo Potabilizar el Agua de Pozo

Disponer de agua potable es un privilegio del que no siempre somos conscientes. El 30% de la población mundial no tiene acceso a este recurso, pese a que se considera un derecho fundamental. La cifra es aún más alarmante si analizamos quiénes cuentan con agua potable con un saneamiento seguro. Apenas 4 de cada 10 personas cuentan con este servicio. Si tienes un pozo en casa, debes asegurarte de que las condiciones del agua sean las adecuadas. Por eso hemos preparado esta breve guía, con indicaciones simples sobre cómo potabilizar el agua de pozo.

En primer lugar es importante saber cuáles son los contaminantes a los que podemos estar expuestos. Por un lado encontramos la contaminación química natural. Sustancias como el arsénico, hierro o sulfatos pueden estar presentes en los terrenos, debido a las características geológicas del suelo. Asimismo, los cultivos y otras actividades humanas pueden producir la contaminación química de las aguas por nitratos, pesticidas y herbicidas. Finalmente, la contaminación con microorganismos patógenos, bacterias coliformes, virus y protozoos constituye otro grave problema.

Las características organolépticas del agua no siempre se ven afectadas, pues no hay alteraciones del olor, sabor, color o turbidez. Esto no quiere decir que el agua sea apta para el consumo. Es necesario realizar pruebas de laboratorio periódicas que certifiquen que las condiciones de potabilidad son las adecuadas. El entorno de los pozos es cambiante, por lo que el agua es vulnerable a la contaminación y proliferación bacteriana.

Filtrado del agua de pozo

El primer punto que debemos observar es la turbidez del agua. Si el afluente del pozo no arrastra sedimentos podemos hacer una filtración simple. Un filtro de 5 micras será suficiente para realizar este primer filtrado, previo a la desinfección.

Por el contrario, cuando nos encontramos con fuentes de agua turbias será necesario incrementar el número de etapas de filtrado. Primero debemos pasar el agua por un filtro de sedimentos de 50 micras. Posteriormente, la filtraremos por uno de 5 micras, de al menos 10 pulgadas. De esta manera se eliminarán las partículas en suspensión, tales como restos de tierra, arena o algas.

Completado el tratamiento de filtro, podemos entonces elegir el método de potabilización más adecuado para las condiciones del agua.

 

Métodos de potabilización del agua

El método más sencillo consiste en hervir el agua. Para ello es necesario que alcance una temperatura de 100 º C. Al llegar al punto de ebullición muchas bacterias mueren o se inactivan.

Para que este sistema sea efectivo, el agua ha de hervir al menos 5 minutos. En este caso es importante que se saneen también los implementos que tengan contacto con el agua. Si vamos a almacenarla debemos hacerlo en el mismo recipiente donde se hirvió o en contenedores previamente higienizados.

Métodos químicos de desinfección del agua

Otra posibilidad es realizar una desinfección química, utilizando yodo o cloro. Ambos productos son eficaces para destruir las bacterias, pero el yodo tiene algunas ventajas. Además de ser efectivo contra las bacterias, actúa sobre los virus y microorganismos patógenos. Asimismo, no se inactiva por sustancias orgánicas y es fácil de utilizar. Podemos optar por las pastillas de yodo, la tintura, o preparados como la povidona yodada. En todos los casos debemos seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante.

El punto en contra del yodo es su precio, que puede ser hasta 10 veces más caro que el del cloro. Este puede ser aplicado en forma de hipoclorito sódico (lejía) o pastillas de dicloroisocianurato de sodio. Una vez añadido al agua debemos dejarlo actuar al menos 30 minutos.

Los métodos químicos de purificación del agua pueden afectar su sabor, olor y color. Por ello es aconsejable filtrar el agua después de someterla a estos procesos. Los filtros de carbón activado granular eliminan el sabor y olor del cloro, además de metales como plomo, hierro o cobre. Estos filtros también actúan sobre otros contaminantes químicos, como los herbicidas y pesticidas.

Pero si el análisis del agua del pozo indicara la presencia de nitratos, debemos recurrir a otros sistemas. Los nitratos se originan por las actividades agropecuarias en los terrenos circundantes o los vertidos de aguas residuales. Cuando sus niveles son muy elevados resultan perjudiciales, sobre todo para las mujeres embarazadas y los niños pequeños. Para suprimirlos existen filtros especiales para nitratos que deben ser instalados en los pozos para garantizar la idoneidad del agua.

Por otra parte, el agua de pozo puede ser muy dura. Esto se refiere a la concentración de sales disueltas, como calcio, magnesio o hierro. Si bien estos compuestos no son dañinos para nuestro organismo, pueden afectar las instalaciones sanitarias, causando obstrucciones. Por ello se recomienda instalar descalcificadores de agua cuando la dureza es superior a 200 mg/l CaCO3. De esta manera no solo estaremos protegiendo las tuberías, sino también los equipos conectados a ellas, como calentadores, lavavajillas y lavadoras.

Otros sistemas de potabilización

Para eliminar microorganismos, como las bacterias coliformes, se recomienda someter las aguas a un sistema de esterilización ultravioleta. La Escherichia coli, la Klebsiella, Enterobacter y Citrobacter pueden resultar mortales. Están presentes en los suelos, y se producen por la descomposición vegetal, los abonos orgánicos y las materias fecales.

Asimismo, los parásitos como Giardia intestinalis y Cryptosporidium pueden llegar a las aguas de pozos, por infiltraciones de la instalación. Aunque sus efectos no son letales, causan diarreas y enfermedades intestinales. Afortunadamente, también pueden ser eliminadas con el tratamiento ultravioleta.

Este método consiste en aplicar radiación UV al agua, mediante la colocación de filtros en las tuberías. Es un sistema que no requiere ningún trabajo adicional y no afecta las características organolépticas del agua. La luz ultravioleta modifica el ADN de los microorganismos e inhibe su reproducción.
Otra buena alternativa es la instalación de un equipo de ósmosis inversa.

Con este mecanismo se puede eliminar el 97% de los químicos disueltos en el agua. Actúa sobre metales pesados, como el arsénico, mercurio, plomo y cromo.

Además, filtra los nitratos y reduce la dureza del agua.  Se basa en el principio físico según el cual dos fluidos con diferente concentración salina se separan por presión osmótica. De esta manera, el agua purificada pasa a través de una membrana semipermeable hacia el área de mayor concentración.

Métodos de Potabilización del Agua

Podemos tomar un vaso de agua, verla transparente y creer que podemos beberla sin ningún tipo de riesgo, pero estamos equivocados. Existen cientos de microorganismos diminutos que pueden entrar a nuestro cuerpo a través de este vital líquido. Por eso en este artículo te hablaremos de los métodos de potabilizar el agua.

Se trata de técnicas probadas que permiten eliminar del agua los microorganismos capaces de transmitirnos enfermedades. Estos métodos matan o eliminan estos agentes patógenos y nos permiten poder ingerir con mayor seguridad de este elemento vital para nuestra vida.

Los métodos más eficaces de Potabilización del Agua 

Existen muchos métodos de potabilización del agua. Te presentamos lo más eficaces. Puedes incluso usar una combinación de ellos. Lo importante es que te asegures de que el agua que consumas esté totalmente libre de microorganismos que puedas enfermarte.

Toma nota de cada uno:

Hervido o ebulliciónhervir el agua

Se trata del método más eficaz para de potabilización del agua y consiste en someterla a calor hasta que alcance el punto de ebullición a los 100°C.
De esta manera se consigue que las bacterias mueran o queden inactivas. Se recomienda hervir el aguar durante un mínimo de 10 minutos, dejarla enfriar a temperatura ambiente y evitar la contaminación posterior por contacto con las manos y otros utensilios o recipientes diferentes al que se empleó para colocarla a calor.

Cloración del aguacloracion del agua

Este es uno de los métodos de potabilización del agua más empleados porque resulta muy económico. No obstante, es poco fiable cuando se trata de aguas turbias porque puede matar las bacterias no es tan eficaz contra los virus. En estos casos se recomienda un filtrado previo.
Lo común es que se agregue al agua lejía normal, también conocido como hipoclorito sódico al 5% (4 gotas por litro), o pastillas de dicloroisocianurato de sodio. Después de la aplicación del producto el agua debe dejarse reposar por un período de 30 minutos de manera que el cloro haga contacto con los microorganismos.

Filtración:

filtracion del agua

 

Se trata de la potabilización del agua mediante aparatos especializados en eliminar agentes infecciosos. Generalmente están realizados de material cerámico con poros impregnados de plata.
Aunque son eficaces contra las bacterias y los parásitos, los filtros no son muy buenos para combatir los virus. Por ello en estos casos se recomienda la desinfección química del agua, luego de la filtración.

Yodación:

Al igual que la ebullición, el tratamiento con yodo del agua resulta muy eficaz contra los virus, las bacterias y otros organismos patógenos que puedan transmitir enfermedades. Como punto en contra se tiene que es hasta 10 veces más costoso que la cloración.

Lo recomendable es una dosis de dos gotas de yodo por cada litro del agua. Aunque, como te explicamos, se trata de un método muy eficaz, si el agua esta turbia existen partículas que pueden proteger a los microorganismos de la acción del yodo. Se recomienda entonces un tratamiento de filtración previo para luego someterse a este método de desinfección química.

Ahora que conoces los métodos de potabilización del agua más eficaces, piénsalo dos veces antes de tomar este líquido vital directamente del grifo para consumir.

Te invitamos a ingerir agua limpia y prevenir enfermedades, así como a continuar visitando nuestra página donde constantemente estamos actualizando información sobre esta y otras temáticas.

¿Cómo se potabiliza el agua?

El agua es el recurso más importante que tenemos en el planeta y el más valioso incluso que el oro y el diamante. Por eso la pregunta ¿como se potabiliza el agua? es muy realizada por diversos países del mundo.

Aunque lamentablemente este recurso tan fundamental es desperdiciado en muchos países del mundo, y también hay países en los cuales el agua es escasa y sufren mucho las personas residentes del mismo.

Es increíble como algunos gozan de tanta satisfacción con respecto al agua mientras hay otras personas que pueden gozar ya sea de mucho petróleo pero muy poca agua.

Esto ocurre lamentablemente por la distancia entre los lugares en los cuales nos encontramos.

Proceso de potabilización de agua

Por si misma el agua no puede purificarse por ende el proceso debe ser arduo e increíblemente objetivo verificando todas y cada una de las características del agua.

potabilizacion del agua

Floculación y Coagulación

Las sustancias que tiene el agua de manera natural posiblemente no tengan efectos perjudiciales para nuestra salud, sin embargo el uso de productos químicos en plantas y demás hace que el agua que bebemos sea un poco insegura e inestable para los nosotros los humanos y para animales.

Cuando usamos productos químicos para la eliminación de plagas en las plantas que consumimos como el maíz dejamos residuos de los anti plaga.

La lluvia se lleva todos esos residuos hacia los distintos océanos y ríos que tenemos ocasionando así una contaminación a buena escala.

Para eliminar estos residuos se debe llevar un proceso de Coagulación y floculación para forzar la sedimentación del agua.

Decantación

Las partículas que se encuentran en suspensión incorporadas en el agua deben ser separadas con la decantación para conseguir el mejor flujo de agua, además se trata de realizar con la menor turbulencia posible.

Con este proceso las partículas que tienen mayor densidad se mantienen en el fondo de la cantidad de agua que estas procesando y las partículas que tienen menor densidad van hacia la superficie, después de esto se eliminan.

Filtración

Después de haber decantado el agua se pasa por un medio poroso, donde se mantienen las partículas sólidas retenidas y en suspensión. Estas partículas son de distintos tamaños que funcionan según las características del filtro que se está utilizando.

Este proceso no puede eliminar las sustancias químicas que en el agua se mantienen, en lugar de esto se eliminan los elementos que turban el agua como los huevos de origen parásitos.

Además de los huevos de parasito se eliminan factores como la arena y restos de carbón. Casi todos los filtros funcionan de diversas formas como el que funciona por gravedad, cerrados, abiertos o a presión.

Desinfección

Esta fase tal vez es la más importante de todo el proceso pues existe para acabar con todos los organismos patógenos que se encuentran en este preciado líquido.

Aquí se eliminan los microrganismo que afectan la salud humana y pueden actuar de forma muy perjudicial y de extrema delicadeza.

Para este último proceso hay diversos objetos los cuales se pueden usar y modificar también de diferentes formas el agua.

Este es el recurso más importante para nosotros y por consiguiente debe protegerse y admirarse con todo el corazón forzando el mejor cuidado y más.